Cuatro Pasos Para Arreglar el Programa de Seguro de Desempleo Quebrado de Florida

Si bien COVID-19 hizo que la Asistencia de reempleo (RA) de Florida, más comúnmente conocida como Seguro de desempleo o UI, fuese un tema común, el programa ha estado quebrado por años. Por más de una década, el enfoque del UI de Florida se ha basado en reducir los costos del programa, en lugar de proporcionar un beneficio adecuado para los floridanos desempleados.

El punto de inflexión para el UI en Florida se produjo en 2011, cuando la Legislatura estatal redujo en gran medida el alcance del programa, lo que causó que los trabajadores y Florida no estuviesen listos para una crisis económica. Incluso el cambio del nombre del programa a “Asistencia de reempleo” se basó en una creencia equivocada de que los floridanos desempleados no merecen ayuda durante tiempos económicamente difíciles. Como resultado, al tener en cuenta casi todos los indicadores de un programa robusto, el programa de UI de Florida está casi en o cerca del último puesto.

De hecho, la tasa de beneficiarios de Florida, que mide la proporción de trabajadores desempleados que en verdad reciben beneficios, es la peor de todo el país. 

Esto perjudica particularmente a los floridanos de color, cuya tasa de desempleo es aproximadamente el doble que la de otros trabajadores. El programa de UI de Florida debe estar impulsado por medidas que protejan a los trabajadores desempleados y la economía, no por medidas que reduzcan los costos del programa a expensas de los trabajadores que intentan mantener a sus familias. 

La Legislatura debería hacer lo siguiente para abordar permanentemente este problema y poner a los trabajadores de Florida en primer lugar: 

1. Aumentar el monto de los pagos

Los niveles de beneficios de UI de Florida están entre los más bajos del país. Esto se debe a que Florida restringe la cantidad de asistencia de UI que los trabajadores desempleados pueden recibir a $275 por semana y limita la asistencia de UI a solo el 25 por ciento del salario total en el período base de un trabajador, sin exceder los $6,325 en un año de beneficios. Pero no todas las personas reciben el máximo. En promedio, la mayoría de los trabajadores en Florida solo reciben $254 a la semana, un monto que no es suficiente para pagar el alquiler y los servicios públicos, y mucho menos para poder pagar las demás necesidades básicas de la familia, como comida, transporte y cuidado de los niños, mientras la persona que mantenía el hogar encuentra otro trabajo. Florida debería aumentar su tasa máxima de beneficios semanales y reformar la fórmula que utiliza para restringir la cantidad de asistencia que un trabajador puede recibir.

“Por favor....les suplique que me ayuden. Aumenten el monto del desempleo. 125 a la semana es tan poco. Por favor, gobernador DeSantis." -Wendy C. de Holly Hill

2. Aumentar la duración de los pagos.

Florida debería aumentar la duración mínima de los beneficios a 26 semanas y eliminar la fórmula relacionada con recibir beneficios y las cifras de desempleo en todo el estado. Hasta 2011, Florida ofrecía hasta 26 semanas de asistencia de UI para los floridanos desempleados. El estado redujo la duración de los beneficios a un máximo de 12 semanas de UI si la tasa de desempleo promedio del estado es igual o inferior al 5 por ciento, independientemente de si los trabajadores pueden encontrar empleo en su propia comunidad dentro de esas 12 semanas. Como resultado, Florida ocupa el puesto 40 en el país en cuanto a la cantidad promedio de semanas por las que los trabajadores reciben beneficios y limita la capacidad del estado para lidiar con las necesidades de los floridanos que no tienen trabajo en los condados que pueden tener tasas de desempleo más altas que el promedio. Florida debería aumentar la duración mínima del UI a 26 semanas y eliminar la fórmula relacionada con recibir beneficios y las cifras de desempleo.

“Todavía hay gente que está desempleada y necesita ayuda financiera”. - Keri S. en Holiday

3. Incrementar el alcance y el impacto del programa.

La tasa de beneficiarios del UI de Florida, que mide la proporción de trabajadores desempleados que reciben beneficios, es la peor de todo el país. Florida debería aumentar el porcentaje de personas que reúnen los requisitos que en verdad reciben beneficios de UI (8.9 por ciento) para garantizar que los trabajadores que reúnen los requisitos reciban los beneficios que merecen. Las limitaciones para recibir beneficios deben eliminarse, tales como un sistema en línea quebrado y políticas burocráticas sin sentido que causan que los solicitantes encuentren obstáculos.

“Me tomó meses recibir los pagos de desempleo. No pude recibir asistencia alimentaria hasta que me quedé sin hogar”. - Jared S. en Ocoee
  • Eliminar el requisito de que los beneficiarios del UI se comuniquen con cinco empleadores por semana. Los bloques administrativos excesivos e innecesarios para recibir beneficios, como exigir que los trabajadores documenten cinco contactos con empleadores por semana hacen que sea más difícil que el estado ofrezca alivio rápidamente a los trabajadores cuando se presentan recesiones o crisis como la pandemia. Asimismo, este mandato pone a los trabajadores con salarios bajos en desventaja, ya que generalmente deben buscar trabajo en persona, y los obliga a pagar de su bolsillo la gasolina o el transporte público en un momento en que tienen menores posibilidades de asumir el costo adicional.
“El sitio del desempleo es terrible. Cada vez que uno intenta cargar evidencia de salario, ocurre un ERROR y te echa, así que la gente se queda siempre con $0 porque no se puede presentar el comprobante.” -Kaila J. en Sebring 
  • Arreglar el sistema CONNECT. El sistema de UI en línea de Florida, llamado CONNECT, es anticuado e inadecuado para presentar reclamos cuando la tasa de desempleo es baja, y es mucho peor cuando Florida experimenta un aumento inesperado de solicitudes nuevas debido a una recesión o crisis económica como COVID-19. Lograr que CONNECT llegue a ser un sistema que funcione en tiempos buenos como en malos debería ser una prioridad para el estado.
  • Permitir que los reclamantes sigan presentando reclamos tanto en formato electrónico como impreso después de que la pandemia haya terminado. No todos los floridanos tienen acceso a la tecnología para presentar reclamos de UI de forma electrónica. Un paso crítico para reformar la RA es asegurar el acceso de todos los solicitantes, independientemente de las limitaciones que puedan tener para presentar su reclamo de UI de manera electrónica.
  • Anular la necesidad de presentar informes quincenales. Los reclamantes no deben verse obligados a solicitar beneficios cada dos semanas para continuar recibiendo el UI hasta que CONNECT se actualice para operar de manera confiable y rápida.
  • Anular la semana de espera definitivamente. Los reclamantes deben esperar una semana antes de que puedan comenzar a recibir asistencia de UI (la cual se denomina "semana de espera") y Florida no les paga esa semana a pesar de que satisfacen todos los requisitos de elegibilidad. Las semanas de espera son limitaciones arcaicas para recibir asistencia que se adoptaron cuando los estados aún procesaban los reclamos de UI manualmente y necesitaban tiempo para pagar los reclamos nuevos. En la actualidad, Florida tiene acceso electrónico a la información salarial y puede pagar los beneficios del UI durante la primera semana de desempleo sin demora.
  • Ampliar la definición de “buena causa”. Para que sea justo, se debe tener flexibilidad para garantizar que los floridanos que no satisfagan los plazos para presentar los datos, o que abandonen su empleo o se nieguen a trabajar debido a problemas de salud y seguridad o para cuidar a un familiar o pareja, puedan reclamar una buena causa sin sufrir la pérdida de beneficios.
  • Reducir el requisito de elegibilidad monetaria de $3,400 en salarios totales durante el período base. En Florida, el período base para el UI son los primeros cuatro de los últimos cinco trimestres que se completaron anteriormente al primer día del año de beneficios del reclamante. Ya que esos $3,400 se deben haber ganado recientemente para reunir los requisitos como crédito salarial, es probable que los reclamantes que hayan estado desempleados por mucho tiempo o que no hayan ganado mucho dinero no reúnan los requisitos para el UI.
  • Adoptar un período base alternativo. La elegibilidad para el UI en Florida depende de que un trabajador tenga ingresos adecuados durante el período base sin considerar los ingresos del trimestre calendario más reciente. Si bien es posible que el estado haya tenido que tener en cuenta únicamente los trimestres de trabajo más antiguos en el pasado cuando no era posible acceder a los registros de ingresos de forma electrónica, no hay una buena razón para seguir excluyendo los ingresos más recientes. En la actualidad, usar un período base alternativo (ABP) que analiza el trimestre de trabajo más reciente es tecnológicamente factible y permitiría que más personas que han perdido sus trabajos reúnan los requisitos para el UI, incluidos los trabajadores estacionales con salarios bajos y los trabajadores con horarios de trabajo inconsistentes. Florida es uno de los estados en la minoría que no han adoptado un período base alternativo. 
  • Permitir que los beneficios se paguen con carácter retroactivo a la fecha de la pérdida del empleo. Actualmente, la elegibilidad para los beneficios del UI es retroactiva a la fecha de solicitud, representando una desventaja para los trabajadores cuya primera prioridad después de perder un empleo es buscar otro, en lugar de solicitar los beneficios, al igual que a aquellas personas que tienen dificultades para solicitarlos.
  • No requerir que se reembolsen los pagos en exceso en casos de “equidad y buena conciencia.” Los trabajadores no deberían ser sancionados por pagos excesivos accidentales de parte del estado cuando lo justo exige algo contrario. El estado debe tener en cuenta la salud y la capacidad de ingresos del reclamante, la cantidad de dependientes, los ingresos familiares y los gastos.
  • Nivelar las condiciones entre las distintas industrias. Todos los trabajadores deben tener las protecciones que ofrece UI. Florida debería eliminar las exenciones o criterios especiales para los empleadores que ponen a sus trabajadores en desventaja.

4. Financiar totalmente el sistema de UI de Florida.

Las empresas en Florida pagan en gran medida el impuesto al seguro de desempleo más bajo por empleado. Para alentar a los trabajadores desempleados y prevenir una catástrofe económica en tiempos de recesión, Florida debería financiar totalmente su sistema de desempleo.

  • Incrementar la base salarial imponible. Todos los estados tienen planes de beneficios por desempleo que satisfacen los requisitos de la legislación federal. Las bases salariales imponibles de los empleados varían desde $7,000 en Arizona, California, Florida, Puerto Rico y Tennessee hasta $52,700 para Washington, la base salarial imponible promedio siendo de $18,158. Florida debería aumentar la base salarial imponible a un mínimo de $10,000 para que el estado llegue al promedio nacional para ofrecer el tipo de sistema de UI que alentará a los trabajadores desempleados y evitará una catástrofe económica en tiempos de recesión.
  • Aumentar la tasa del impuesto de asistencia por desempleo. En promedio, las empresas en Florida contribuyen con el monto de impuestos más bajo por empleado cubierto del país. A nivel nacional, la tarifa promedio por empleado es de $277 por empleado, mientras que las empresas de Florida solo pagan $50 en promedio. La tasa impositiva promedio de Florida es de alrededor del 0.65 por ciento de los salarios imponibles; en comparación, Pensilvania tiene la tasa impositiva promedio para empleadores más alta, que es del 4.88 por ciento del salario imponible, y no es suficiente para financiar adecuadamente los beneficios en el estado. Hasta la fecha, Florida y otros 10 estados, al igual que Puerto Rico, han fijado la tasa impositiva máxima del UI en 5.4 por ciento, que es la tasa impositiva más baja que los estados pueden establecer bajo la ley federal sin afectar los créditos impositivos de sus empleadores. Para financiar el sistema de UI de Florida totalmente, como mínimo Florida debería aumentar sus parámetros de tarifas para que reflejen los de los estados de tamaños similares como California, Texas y Georgia. La tasa mínima promedio entre los nueve estados más poblados (excluyendo a Florida) es de 0.56 y la tasa máxima promedio es de 7.42.
  • Utilizar totalmente los fondos del fondo fiduciario de beneficios de compensación por desempleo e invertir en el programa de UI. A partir del 1 de enero de 2020, el saldo del Fondo Fiduciario de UI de Florida era de un poco más de $4 mil millones. Había ganado casi $100 millones en intereses el año anterior y el estado no tenía obligaciones pendientes. No obstante, el estado también ofreció un beneficio semanal promedio de $251 (en comparación con el promedio nacional de ($369) y cubrió un promedio de nueve semanas (en comparación con el promedio nacional de 15 semanas), haciendo que este sea uno de los peores programas de UI. Incluso después de la crisis económica que la pandemia causó a lo largo de los últimos siete meses, el fondo fiduciario de UI todavía tenía $1.4 mil millones a principios de octubre de 2020. En comparación, los estados de California, Texas, Nueva York, Illinois y Nueva Jersey han agotado sus fondos fiduciarios para tratar de ayudar a sus residentes desempleados y han solicitado préstamos del fondo fiduciario federal, que es el proceso estándar durante una gran contracción económica. En lugar de dejar los fondos fiduciarios intactos por razones políticas, la Legislatura debe utilizar el fondo fiduciario según sea necesario para abordar las necesidades económicas de los residentes desempleados de Florida al igual que garantizar que los intereses devengados impulsen directamente el programa de UI del estado.

Karen Woodall es directora ejecutiva del Florida Center for Fiscal and Economic Policy y directora del Florida People’s Advocacy Center.

Downloadable Resources

There are no attachments currently.
No items found.